martes, 19 de enero de 2016

Soy la peor esperando.

Soy la peor esperando, me muerdo las uñas y me pongo a comer. Muchos dicen que todo es cuestión de tiempo y creo que me lo tengo que creer. No puedo entender que a pesar del tiempo todavía me hagas cosquillas, todavía me hagas pensar en ti y tener pesadillas. Está bien, lo confieso, no eran malos sueños, al contrario se trataban de historias y cuentos dónde tú y yo éramos protagonistas de lo más maravilloso, lo más inteligente, lo más espontáneo y me hacía brillar. Era tan simple como esas cervezas que  prometimos hasta un bailar como locos sin sentido con una nueva canción, un montón de chistes locales y risas sin control.

Mis expectativas estaban por los cielos y me quise engañar echándote la culpa por todo eso que dijiste que siempre había querido escuchar, pero no, no fue tu culpa, fue la mía por tomar las cosas de esa manera y querer tatuarlas en mi piel sin siquiera tener una certeza de nada, como siempre. Si, yo como siempre exponencializando las cosas y haciéndolas mías, adueñándome de sentimientos que inflo e inflo e inflo cuando ni siquiera un globo me han dado.

¿Y saben cuál es mi problema y siempre ha sido? Pienso que las demás personas son iguales que yo, y no, nunca jamás en la vida he encontrado a alguien como yo y es tiempo que empiezo a pensar que simplemente no lo encontraré.

Jamás me he topado con una persona tan intensa y entregada como yo, siempre me topo con pedaceras de personas que simplemente quieren un poco de diversión o un cuento sencillo que involucre cosas básicas como: “hola-besos-adiós” “hola-salida-adiós” “hola-emmm-adiós”, pero nunca un realmente conocer y dejarse ver. Además eso se pone aun peor, porque en el momento en que quiero dar un poco más la persona se asusta y sale corriendo y es como… un momento! El hecho de que sea detallista no significa que también tengas que serlo… pero es ahí donde nos engañamos los que damos más, porque aunque sea una pequeña y microscópica partícula esperaría tener un gesto similar de regreso (aunque no sean las mismas maneras) ¿Por qué? Porque a todo ser humano le gusta sentirse querido y apreciado.

Sé que hay otros factores que hacen ese descubrimiento de “una persona chida” aún más complejo y son cosas tan sencillas como decía mi papá el otro día:

1.- Encontrar a alguien que te guste.
2.- Que a esa persona que te gusta tú también le gustes.
3.- Que esa persona esté buscando lo mismo que tú.

¿Y saben cuál es la más difícil de todas? El bendito número 3 porque creo que es ahí donde se complica todo (y ni siquiera me metí con gustos y actividades) porque muchas veces o no sabemos qué queremos, simplemente no queremos lo mismo  o las circunstancias cambian repentinamente y lo que queríamos no está más en nuestras prioridades y ahí valió madre todo.


Y si, este nudo de pensamientos y sentimientos llamado Nora, no sabe qué pedo en éste mundo y cada vez entiende menos las relaciones interpersonales y a las personas y realmente lo único que quiere es amar y ser amada, FIN.




Deviant art:

Tumblr:

Twitter:
https://twitter.com/norita_feliz