miércoles, 18 de marzo de 2015

De corazones rotos a reflexiones valiosas.

De verdad nunca creí que un corazón se pudiera romper tantas veces. La vida está para enseñarnos y demostrarnos muchas cosas, lo triste es que a veces también le toca cachetearnos y lastimarnos. La vida misma es probablemente la relación más difícil que tendremos, pero la única en la que perduraremos hasta la muerte, por ende, la que más debemos de apreciar y a la única que aunque a veces nos traiga por los suelos, es válido aferrarse.

También creo que estamos aquí para caernos y levantarnos constantemente. La belleza de una caída se queda en las marcas que de deja, ¿por qué? porque son lecciones. Otra cosa: si algo te lo embarran en la cara una y otra vez, es porque probablemente sea un patrón y los patrones son difíciles de romper, más si la persona no los ve o simplemente no le importa cambiarlos. Si ese patrón no es tuyo y te lastima VETE DE AHÍ A LA CHINGADA. (prometo ésta vez abrazar y seguir mis consejos).

Siempre hay que sacarle un aprendizaje a todo y hay que estar conscientes cuando algo es tóxico y sacarlo de nuestras vidas (aunque a veces parezca lo más complejo y lo que más duele). Lo que no mata nos hace más fuertes y juntemos eso con A LA CHINGADA LO QUE NO SIRVE (me encanta esa frase XD).

Nunca debemos aceptar menos de lo que somos merecedores, eso es como regatear en nuestra propia felicidad y díganme ¿quién quiere que le den menos por algo a lo que le deberían estar aventando para arriba? SIEMPRE es uno primero y SIEMPRE vamos a ser más importantes que cualquier relación dañina o cualquier persona que aparentemente nos ama, pero sólo termina haciéndonos más daño.

Es muy interesante darme cuenta que nunca había entendido ciertas acciones de la gente con respecto a las personas que en teoría pertenecen a su pasado (all those evil exes), pero ahora que lo viví, OH HELL, I GET YOU ALL. Pero es aquí donde me encuentro con mi idea de que las cosas deben quedarse en el momento que se vivieron y ese es el mejor lugar en el que pueden quedar. Si se trata de alargar algo que simplemente "is not meant to be" probablemente todo quedará como una ciudad post-apocalíptica y NADIE, NUNCA (dentro de sus cabales) gusta de sentir ese desastre dentro. Lo más lógico y lo que uno más batalla en lograr es simplemente cortar de raíz y seguir con nuestra vida. Si todos hiciéramos eso, probablemente todo sería más fácil, un mundo feliz y una vida larga y armoniosa para todos. Esa realidad que pinté es y será siempre una idea meramente utópica, pero el hecho de estar conscientes de la situación y trabajar poco a poco para arreglarlo siempre ayuda.

También suelo cometer mucho el error de pensar que las demás personas serán como yo. Soy una persona con un bonche de defectos (como todos) pero creo que tengo un costal aun más grande lleno de virtudes y cosas que valen la pena. A pesar de que todo el 2014 y lo que va del 2015 estuvieron llenos de emociones y vivencias locas del corazón,( que hasta ese punto habían sido casi ajenas en mi vida) y a pesar de que mi corazón se rompió de distintas maneras una y otra vez, yo me rehuso rotundamente a cambiar mi forma de ser. Ser quien soy es lo que me define y con eso me refiero a cosas como: ser confiada de más, dar hasta que ya no tenga nada, y querer y entregarme con toda el alma. Sé que como yo, hay otras personas que luchan por jamás perder esa esencia característica y estoy segura que una persona así está guardada para mí y la encontraré ya sea en 3 años, 2 años, 3 meses, 15 años, no importa, existe. 

He aprendido muchas cosas, y después de todo esto que he vivido, llega de nuevo un parte-aguas a mi vida en donde puedo decir: "De aquí para adelante todo va a ser mejor, porque ya entiendo mejor." El hecho de no cambiar mi esencia, no significa que no he aprendido de mis errores y mis caídas, al contrario, ahora ire con más cautela y con más seguridad que la vida es para vivirse y sacarle todo el jugo jamás olvidando que lo más importante es disfrutar y ser felices.


Sólo una cosa antes de irme: Gracias.
Gracias por enseñarme tantas cosas y por haberme hecho tan feliz.
Gracias por haberme enseñado a amar y sentir lo que era ser amada.
Gracias por haberme mirado como lo hiciste.
Gracias por despertar todo lo que despertaste.
Gracias por hacer que me diera cuenta de mi seguridad en su máximo esplendor.
Gracias por haberme hecho derramar tantas lágrimas, porque dentro de todas ellas estaba un aprendizaje. 
Gracias por haber aparecido con tantas trabas y enseñarme que soy fuerte y puedo luchar contra lo que sea cuando sea necesario.
Gracias por enseñarme que a veces saberme ir a pesar de lo que duele, es la mejor decisión y la mejor muestra de amor propio que se puede hacer.
Gracias por ser un parte-aguas de aquí al resto de mi vida. Gracias, de nuevo, gracias.

Ahora sí, cierra los ojos que ya no estoy aquí.

Los quiero.







Ni el deviant (lo pueden ver más grande):


Y el Tumblr:


¿Y por qué no?, mi Behance:



Y ya uso el twitter:

https://twitter.com/norita_feliz